El plan canguro – Humanización en Neonatología

Dra.Verónica Guzmán Pesantez

“La humanidad más justa es aquella que preserva los derechos del niño sin importar su origen”

La madre canguro, un programa creado en Colombia en el año 1993, consiste en el contacto temprano de piel entre la madre y el recién nacido prematuro menor de 1500 gramos, el mismo que ha ayudado a disminuir la morbimortalidad en las unidades de neonatología.

Dentro de los aspectos importantes del plan canguro tenemos; contacto del niño con la madre piel a piel, ganancia de peso, lactancia materna, salida temprana de la unidad.

Consiste en tener al bebé semidesnudo o vestido únicamente con el pañal, en contacto directo piel con piel sobre el pecho descubierto de su madre o de su padre, en posición canguro. Se pretende que el mismo se mantenga durante el mayor número de horas posibles al día, en beneficio del bebé.

¿A qué llamamos posición canguro?

Se coloca al bebé, vestido con el pañal y a veces también con un gorro, en posición vertical sobre el pecho desnudo de la madre o del padre, con la cabeza de lado y el oído cerca del corazón de los padres, los brazos y las piernas de bebé deben estar flexionadas y con una mano cerca de la boca.

Los padres vestirán con ropa amplia, que permita cobijar en su interior al recién nacido y les sirva de sujeción para poder relajarse e incluso dormir cuando el niño se haya dormido. La posición canguro debe iniciarse lo antes posible, prolongarse durante el mayor número de horas al día y continuarse tantos días o semanas como el niño necesite. Se evidencia mejoría en los recién nacidos tanto de sus signos vitales, como una ganancia de peso adecuada.

Es importante mantener el vínculo de los padres con sus hijos prematuros ya que el mismo genere una disminución importante del estrés generado ante el nacimiento de un bebé tempranamente, da autoconfianza y sentimientos de realización para los padres.

El primer contacto de la madre con un recién nacido prematuro, descrito por las madres como un momento de ansiedad, emoción, nerviosismo y una mezcla de sentimientos de amor y temor ante el futuro de sus bebés es una experiencia que médicos padiatras nos enfrentamos a diario, en las cuales vale la pena recalcar que es un papel fundamental el apoyo del personal de salud a los padres en el impacto que conlleva en la familia el nacimiento de un niño prematuro.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>