El sentido del oído y sus cuidados

Por: Dra. Sandra Gavilanes R (OTORRINOLARINGOLOGA – OTOLOGA)

El oído está integrado por el aparato auditivo y vestibular cuyas funciones principales son dotar de audición y equilibrio al cuerpo humano, por lo que se lo denomina órgano vestibulococlear. El oído se divide en tres partes funcionales, oído externo, oído medio y oído interno. El oído externo evoluciona desde el embrión y da lugar a estructuras que reciben y procesan los sonidos que viajan por el aire. El oído medio y sus estructuras se encargan de la amplificación y transmisión de las ondas sonoras hasta el oído interno, mediante un mecanismo de vibración  sofisticado.

Los mecanismos de respiración y deglución están relacionados con el movimiento del oído medio y las vibraciones a través de la musculatura y las vías nerviosas. Al preservar dos funciones de este importante órgano del sentido y son esenciales los cuidados del oído, como:

1.- SUSTANCIAS EXTRAÑAS: Nunca aplique una sustancia ajena al oído, que no sea ótica y bajo prescripción médica, como agua oxigenada, aceite mineral, alcohol, solución salina, gotas para ojos, pomadas, sustancias vegetales o cualquier otra. En caso de dolor prefiera el uso de calor local seco externo hasta consultar a su médico.

2.- PREVENCIÓN DE INFECCIONES: Ante la presencia de dolor, secreción, inflamación, resfriado común y otras afecciones respiratorias, visite a su médico especialista para evitar complicaciones auditivas. Estos síntomas más la anatomía propia del oído, favorece a las infecciones del oído medio. Las infecciones son la segunda causa de pérdida auditiva.

3.- OBJETOS EXTRAÑOS: No se debe introducir de productos en el conducto auditivo externo para limpieza, como por ejemplo pasadores para cabello, cotonetes, palillos o el dedo para rascarse

4.- AUTOMEDICACION: En el caso de que se presente síntomas como secreción, dolor o sangrado del oído visite al especialista. Evitar medicación sin receta médica, existe riesgo de complicación y puede perforarse la membrana timpánica.

5.- TAPÓN DE CERÚMEN: En el caso de tapón cerum, no intente sacarla, puede lesionar el conducto. Acuda con su médico que tiene la experiencia para limpiar el oído sin dañarle y utilizando un equipo especial.

6.- AGUA DE PISCINAS, RIO O MAR:  Evite sumergirle en aguas que pueden estar contaminadas, el niño podría contraer infecciones en los oídos, ojos y en las vías respiratorias.

7.-  EXPOSICIÓN A RUIDOS EXTREMOS: Es uno de los cuidados básicos para una buena salud auditiva. Trate de permanecer lo más alejado posible de detonaciones, explosiones y controle el uso de micrófonos y audífonos. Si es necesario se debe utilizar tapones para amortiguar el ruido y proteger los oídos. No abusar del uso de reproductores de música durante periodos prolongados.

8.- EVITE LOS GOLPES: Evite las contusiones en la cabeza y los oídos. Si practica un deporte con riesgo de traumatismo, debe tomar medidas especiales de protección.

9.- SCREENING Y PREVENCION: De acuerdo con las Normas nacionales e Internacionales de prevención de pérdidas auditivas, todo niño recién nacido se debe realizar un estudio de screening o tamizaje auditivo y metabólico para garantizar su perfecto estado de salud auditiva.

11.- DETECCION DEL PROBLEMA: Si se detectan retrasos en el habla y en el aprendizaje de los niños, los padres deben acudir al especialista para investigar posibles problemas auditivos con exámenes necesarios.

12.- HIGIENE: Después del baño realice limpieza suave de la parte externa del oído. La limpieza interna debe ser realizada por un profesional.

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>